Basket Mi cesta

English | Français
Search

Durante los últimos meses, mi teléfono del trabajo ha estado sonando más activamente que nunca. Con un click, de repente estoy siguiendo marchas por los derechos de vivienda en Brasil, foros sobre el acceso a la tierra en Paraguay, esfuerzos de reconstrucción en México, recaudación de fondos luego del huracán en Puerto Rico, celebrando 49 años de apoyo a la vivienda liderada por la comunidad en El Salvador, intercambios de capacitación entre Uruguay y Perú, y mucho más.

Esta zambullida tecnológica total al mundo de la vivienda liderada por la comunidad en América Latina es en realidad la manifestación electrónica de los vínculos construidos a través del tiempo. De hecho, la World Habitat tiene una relación de larga data con algunas de las organizaciones que están resolviendo cuestiones de vivienda a través de la organización y la acción comunitaria. Por ejemplo, varias organizaciones increíbles de América Latina han ganado o han sido finalistas de nuestros Premios Mundiales del Hábitat, otras han participado de jornadas de intercambio, o hemos tenido la oportunidad de conocerlas a través de eventos internacionales.

Pero, además de eso, este verano nos brindó una gran oportunidad.

En junio, dos importantes eventos se llevaron a cabo uno seguido del otro en México, reuniendo a varios actores que trabajan en la región. Estos fueron la reunión de miembros de la Coalición Internacional del Hábitat de América Latina (HIC-LA) en Cuetzalan, Puebla, y el núcleo (HUB) regional de la Plataforma de la Producción Social del Hábitat en la Ciudad de México.

El primer evento fue una oportunidad para los miembros de HIC tales como los grupos y redes de vivienda liderada por la comunidad, y profesionales o académicos que los apoyan, de desarrollar y avanzar sobre los objetivos compartidos y conectarse en cuanto a problemas y desafíos comunes. El segundo evento, coordinado por urbaMonde junto a sus asociados regionales, la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM) y HIC, estuvo enfocado en compartir experiencias y detalles de proyectos ejemplares que se están llevando a cabo en América Latina, a través de un proceso de Premios (ahora en su tercera edición), y una serie de talleres adonde los participantes ahondan en cómo cada proyecto resolvió las cuestiones de vivienda. Este año estuvieron representados proyectos de Brasil, Ecuador, Paraguay, Colombia y México. Estos ofrecieron soluciones que varían desde barrios eco-ambientales, prevención de inundaciones y desalojos, y retomar técnicas de construcción indígenas, entre otros. Además, la comunidad del Caño Martín Peña también fue invitada a compartir su experiencia como el primer Fideicomiso de Tierras Comunitarias creado en un asentamiento informal.

Estos eventos fueron un momento increíble para que los actores se reunieran, aprendan unos de otros, y vean cómo pueden ser útiles unos a otros. Y, de hecho, para nosotros y para cualquier otra de las organizaciones allí presentes, esta no fue una oportunidad aislada. Nuestra participación en México es parte de una asociación más amplia con la ONG suiza urbaMonde, a través de una plataforma que nos permite a nosotros y a todos los involucrados ser parte de esta estrecha red de apoyo de organizaciones que trabajan sobre la vivienda liderada por la comunidad. Esta Plataforma de la Producción Social del Hábitat está organizada en núcleos regionales, pero trabaja a nivel global para intercambiar experiencias, construir apoyo mutuo, y movilizar a la acción conjunta a nivel internacional para hacer de la vivienda liderada por la comunidad una opción para los millones de personas que tienen necesidad de vivienda.

Creo que el valor de las colaboraciones como ésta puede demostrarse no sólo en la energía y el entusiasmo que había en la sala, sino también a través de la cantidad de conversaciones, colaboraciones, capacitaciones y visitas regulares que han sucedido desde entonces, y que continuarán sucediendo.

Esta semana parto hacia Berlín para el Núcleo Europeo Colaborativo de Vivienda (Días de Experimento 2017), y la próxima semana mi compañera Isobel viaja a Oakland, California, para el Núcleo de Norteamérica (Intersecciones 2017). Espero ansiosa continuar relacionándome con más actores a nivel internacional; tener más novedades en los próximos meses de alrededor del mundo; que un proyecto alemán utilice habilidades de uno español; que una comunidad en Minnesota adapte un modelo financiero de Ottawa; que un proyecto argentino visite a una cooperativa en Bolivia; y, en el futuro, que un proyecto italiano aprenda sobre la organización comunitaria en las Filipinas o en Sudáfrica.

Síganos en Twitter en @bshf @MariVeroUK @IsobelAshford1 para novedades sobre los próximos núcleos – europeo y norteamericano. Y si Usted también es un actor en la vivienda liderada por la comunidad, considere involucrarse en la plataforma de la Producción Social del Hábitat para formar parte de una comunidad internacional de agentes de cambio.


Últimas noticias

Ver todos

No somos invisibles

| Our Blog

¡Súmese al debate!