Basket Mi cesta

English | Français
Search

Rob Wiener, Director Ejecutivo de la Coalición de California para la Vivienda Rural, y participante de unas jornadas de intercambio de World Habitat, describe la aprobación exitosa de una serie de legislaciones en California que harán una enorme diferencia en las vidas de las personas vulnerables.

California Aprueba Legislación Clave de Vivienda Asequible

California, adonde vive uno de cada diez americanos, es el estado menos asequible en los EEUU en cuanto a la mayoría de los indicadores de costos de vivienda en relación al ingreso familiar. Fuera del Estado de Hawai, tiene el promedio más alto de precios de vivienda, el promedio más alto de alquileres, y la tasa más baja de propiedad de vivienda. Hay casi 116.000 personas sin hogar, lo cual representa más de una de cada cinco personas sin hogar en los EEUU. Y, cuando se considera el ingreso después de los gastos de vivienda, tiene la tasa de pobreza más alta del país.

La firma del Proyecto de Ley del Senado 2 (SB 2) – la Ley de Construcción de Hogares y Empleos – el 14 de septiembre, culminó el esfuerzo de una década de la Coalición de California para la Vivienda Rural y de otras asociaciones de organizaciones de vivienda sin fines de lucro y de base rural para lograr una fuente de ingresos dedicada y recurrente para construir, rehabilitar y adquirir vivienda para los Californianos vulnerables.

Antes de SB 2, los subsidios del Estado para la producción de vivienda dependían de convencer a los votantes de California cada 6-10 años de votar por un bono obligatorio general en la votación del Estado o de sobras obtenidas del presupuesto del Estado. Bajo SB 2, la fuente de financiamiento será una tarifa de $75 en los documentos registrados durante transacciones de bienes raíces, sin incluir las ventas de hogares, hasta un máximo de $225 por transacción. La tarifa generará alrededor de unos $250-$300 millones de dólares al año.

¡El voto sobre SB 2 fue para comerse las uñas! California es uno de sólo tres Estados que requieren una super-mayoría de dos tercios para aprobar una tarifa o un aumento de impuestos. Eso parecería fácil de lograr en un Estado adonde dos tercios de los miembros de cada Cámara, el Senado y la Asamblea, son Demócratas y el Gobernador es también Demócrata. Sin embargo, luego de ser aprobado con lo justo en el Senado Estatal con los dos tercios necesarios, alrededor de una docena de demócratas moderados en la Asamblea del Estado estaban indefinidos pocos días antes, sea sin comprometerse o tendiendo hacia la oposición debido a preocupaciones políticas en cuanto a la imposición de un nuevo impuesto. La mayoría pensó que la ley podía darse por muerta.

Se necesitó una convergencia armoniosa de apoyo comunitario de los residentes y del electorado, presión continua en los medios, fuerte liderazgo legislativo, y enmiendas de último momento para cambiar el curso. SB 2 fue aprobado por el mínimo requerido en la Asamblea, 54 de 80 miembros, con todos menos uno de los Demócratas votando a favor, y un Republicano. El único Republicano que cruzó las líneas partidarias para apoyar a la ley fue como resultado del trabajo efectivo de campaña y defensoría realizado por los residentes de bajos recursos de su distrito. Estos residentes son miembros de RUN, la Red de Residentes Unidos, una nueva organización a nivel estatal de residentes de vivienda social. Ellos también colmaron salas de audiencias e hicieron cabildeo en el Capitolio Estatal en Sacramento. Esto demostró el impacto real del poder de los inquilinos.

Después de la aprobación de SB 2, la Legislatura rápidamente aprobó otras 14 leyes de vivienda asequible menos controvertidas que estaban unidas a SB 2 en un paquete único – una estrategia de alto riesgo para convencer a los indecisos de SB 2 de votar por la ley o ser culpados por la no aprobación de las 15 leyes. Además de las ganancias de SB 2, la Legislatura aprobó SB 3, autorizando la creación de un bono de vivienda asequible de $4 mil millones en la votación Estatal de noviembre de 2018, el primer bono de vivienda en 12 años. SB 35 supera las barreras de uso de la tierra del gobierno local que retrasan la producción de vivienda en localidades que no han resuelto su parte equitativa de la necesidad de vivienda regional. AB 1505 permite a las ciudades y condados adoptar e implementar ordenanzas locales requiriendo que los desarrolladores residenciales con tasa de mercado incluyan unidades de vivienda asequibles en sus nuevos desarrollos. AB 1521 requiere a empresas sin fines de lucro que tienen propiedad y operan vivienda de alquiler con subsidio con contratos de subsidio en vencimiento que primero ofrezcan sus propiedades para la venta a organizaciones sin fines de lucro y de residentes a precio de mercado antes de venderlas en el mercado abierto.

Este paquete no resolverá por sí solo la catástrofe de vivienda asequible en California. Sin embargo, proporcionará un alivio inmediato para las personas sin hogar, la población con mayores necesidades, y aumentará la oferta de hogares asequibles en alquiler para los casi-sin hogar. Destrabará otras fuentes de financiamiento nuevas e innovadoras tales como el impuesto a millonarios del Estado para construir vivienda permanente para las personas sin hogar y ganancias de derechos de emisión de industrias contaminantes para construir vivienda asequible cerca del transporte público.

A pesar de las victorias recientes, será necesario mayor financiamiento, mayor voluntad política, y mayor poder de los inquilinos para asegurar que todos los Californianos tengan acceso a hogares decorosos y asequibles.

*Rob Wiener es el Director Ejecutivo de la Coalición de California para la Vivienda Rural, una asociación a nivel del estado de desarrolladores de base comunitaria sin fines de lucro y público y operadores de vivienda asequible para alquiler y compra en zonas rurales de California – la coalición a nivel de estado más antigua en los EEUU. Participó de las jornadas de intercambio a Vivienda de Auto-ayuda en el norte de Inglaterra en el Reino Unido en 2016.


Últimas noticias

Ver todos

No somos invisibles

| Our Blog

¡Súmese al debate!