Basket Mi cesta

English | Français
Search

Un proyecto colaborativo que brinda conocimientos técnicos a organizaciones locales e internacionales que están reconstruyendo Haití tras el terremoto catastrófico de 2010 recibió una mención especial como finalista en los Premios Mundiales del Hábitat de este año.

El proyecto Promoviendo culturas de construcción locales, coordinado por CRAterre, apoyó las respuestas post-desastre de manera tal que se reducen los futuros riesgos para la vida humana y la dependencia de la ayuda externa.

El temblor de magnitud 7 y sus consecuentes réplicas en 2010 mataron a cientos de miles de personas, dejaron a millones sin hogar y destruyeron gran parte de la infraestructura de Haití.

Era necesario resolver urgentemente la falta de estándares nacionales de construcción y los métodos de construcción deficientes para sobrellevar futuros desastres naturales. CRAterre reconoció esta necesidad de un enfoque más unificado y favoreció la mejora de técnicas locales de construcción existentes por sobre los métodos industriales estándar que se suelen utilizar en las reconstrucciones posteriores a los desastres.

Mediante el estudio y la subsiguiente adaptación de las prácticas locales de construcción, la capacitación de profesionales de la construcción de Haití y la distribución de material educativo, CRAterre promovió técnicas de construcción más seguras, más efectivas y sostenibles a nivel local.

Cuando el huracán Matthew azotó en 2016, miles de hogares y decenas de edificios públicos que se habían construido utilizando estas prácticas sufrieron menos daños que otros edificios, lo que demuestra que las metodologías de CRAterre pueden mejorar la resiliencia y la respuesta a los desastres naturales y, en última instancia, salvar vidas.

Antoine Jean-Baptise, que ayudó en la construcción de su nueva casa, dijo: “Yo les di piedras, arena y agua a los constructores. Estoy orgullosa de mí misma por haber participado y agradecida con todos los que nos ayudaron. Me alegra saber que los constructores locales están preparados si surge un desastre natural, y que ahora pueden construir casas más resistentes, gracias a la capacitación que recibieron”.

David Ireland, Director de World Habitat, dijo: “Este es un ejemplo excelente de cómo empoderar a las personas y comunidades locales, al mejorar sus métodos tradicionales de construcción, para que puedan resistir ante futuros desastres”.

El Grupo Asesor de los Premios Mundiales del Hábitat expresó: “Este proyecto llegó a lugares aislados durante épocas muy difíciles para Haití. No es común ver un enfoque de desarrollo en situaciones de emergencia, en Haití esto es absolutamente único”.

Cada año se entregan los Premios Mundiales del Hábitat a diez de los proyectos de vivienda más destacados e innovadores del mundo. En 2018, participaron en los Premios más de 200 proyectos y programas.


Últimas noticias

Ver todos

Conocer para poder actuar

| Our Blog

¡Súmese al debate!