Basket Mi cesta

English | Français
Search

Una organización de micro-créditos, que trabaja con una cooperativa para producir productos de ahorro de energía para los hogares de Tayikistán, ha sido nombrada como finalista en los Premios Mundiales del Hábitat de este año.

«Warm Comfort» y micro-créditos de ahorro de energía está ayudando a combatir la pobreza en la región de Gorno-Badajhshán y a proteger a los residentes contra el frío, mediante la emisión de pequeños préstamos para pagar mejoras domésticas para el ahorro de energía.

En esta región montañosa, los inviernos son largos y muy fríos. La calefacción es cara para los 250.000 habitantes de la zona. Las oportunidades de empleo son escasas y, sin poder pagar mejoras en sus hogares, la mayoría de la gente vive en propiedades con aislamiento deficiente y en mal estado.

Los préstamos de Warm Comfort, emitidos por Madina va Hamkoron, la empresa de micro-finanzas liderada por mujeres, tienen un tope de US$ 500 y son reembolsados en 12 meses con un interés del 2,5 por ciento. Los pagos se realizan directamente a carpinteros locales especialmente capacitados que son parte de la cooperativa Zindagi, quienes evalúan el trabajo necesario y fabrican los productos a nivel local para mantener los costos bajos.

Hasta enero de 2018 se habían entregado 960 créditos para la instalación de unidades tales como puertas y ventanas con aislamiento térmico, y fogones, hornos y calentadores de agua de eficiencia energética. Las familias recuperan el costo de su crédito en ahorros en las facturas de energía, dentro de un promedio de dos años.

El programa mejora la salud y el bienestar de los clientes, y brinda empleo muy necesario para más de 70 carpinteros. También ayuda a proteger el medio ambiente al reducir drásticamente la necesidad de leña.

La demanda de los créditos es alta y Madina va Hamkoron planea recaudar capitales adicionales para que más personas puedan beneficiarse con un hogar más cálido y confortable.

Shukrikhudoev Komil, que usó el préstamo para comprar ventanas y puertas nuevas, dijo: “Las ventanas que teníamos antes dejaban escapar el calor porque tenían muchas fallas. Consumíamos muchísima leña para calefaccionar la casa. Había ventanas de calidad a la venta, pero no teníamos el dinero para comprarlas. Afortunadamente, recibimos un préstamo a corto plazo con intereses bajos. Entonces, pudimos comprar ventanas y puertas fabricadas con tecnología moderna. Mantienen la casa calefaccionada durante mucho tiempo. Redujimos el consumo de leña significativamente. Solo tenemos que calentar la casa una o dos veces al día”.

David Ireland, Director de World Habitat, dijo: “Este proyecto les proporcionó a las personas de bajos ingresos un sistema muy necesario para poder pagar mejoras energéticas fundamentales en sus casas, que se encuentran en un lugar remoto, y muchas veces olvidado, del mundo”.

El Grupo Asesor de los Premios Mundiales del Hábitat expresó: “Este proyecto ha tenido un impacto masivamente impresionante en un contexto desafiante. Lograron crear empleos de la nada, al generar un mercado de cero”.

Cada año se entregan los Premios Mundiales del Hábitat a diez de los proyectos de vivienda más destacados e innovadores del mundo. En 2018, participaron más de 200 proyectos y programas en los Premios.


Últimas noticias

Ver todos

Conocer para poder actuar

| Our Blog

¡Súmese al debate!